José Fernández Santillán. Foto: Milenio

José Fernández Santillán

Desarrolla sus habilidades bajo una distinta dinámica
“Puedes influir en la mente de los jóvenes para bien, cuando los ves triunfar, cuando los ves salir por su propio pie, cuando los ves que se convierten en diputados, en funcionarios, en secretarios de Estado, que he tenido ya, gobernadores, embajadores, periodistas, eso es una gran satisfacción, y llevan el sello Tec”.

A lo largo de su carrera el doctor José Fernández Santillán ha trabajado para múltiples universidades de prestigio mundial, ha publicado libros y artículos en los principales países de habla hispana, pero en el Tecnológico de Monterrey encontró una forma única de trabajar, que la ha enganchado a él.

Es en el Campus Ciudad de México donde encontró “una gran hermandad”, que le ha le ha permitido desarrollarse como persona a la vez que siguió su carrera de éxitos como profesionista.

“¿Cuál es la diferencia de trabajar en el Tec de Monterrey?, que aquí trabajas siempre en equipo. De inmediato cuando llegué aquí ése es el trabajo, la dinámica.

“Yo estaba acostumbrado a trabajar en mi propia investigación, con mis ayudantes y con mis propios proyectos, y aquí de entrada es un trabajo colectivo; al principio, como dicen los chavos, me saqué de onda, pero después ya no puedo trabajar sino es en grupos, te acostumbres”, explica Fernández.

El trabajo colaborativo que practica el doctor en el Tecnológico de Monterrey no es sólo con compañeros de su campus, sino a nivel nacional, lo que le ha dado la oportunidad de interactuar con sus colegas de los 31 campus de la institución.

“Entré en contacto con profesores del Campus de Toluca, del Estado de México, del Campus de Cuernavaca, del Campus Monterrey, con el que no he dejado de tener contacto, y así con diversos campus; vamos, vienen, y es un trajín de ir y venir de alumnos e investigadores y tienen muchísimos contactos internacionales, entonces siempre están pensando en hacer más cosas”, dice el doctor.

Después de una década de ser parte de la familia Tec, José Fernández Santillán reconoce que una de las cosas más destacables del sistema, es el interés que éste tiene por lograr un cambio real en la sociedad, dándoles herramientas a los jóvenes estudiantes para que contribuyan a lograr un cambio real en su comunidad y el mundo.

“Lo primero que te dicen aquí es: ‘llegaste alto, pero no te olvides de que no fueron solamente tus papás o tu buen nivel económico el que te trajo aquí, sino que tienes una responsabilidad para con los que menos tienen, es una responsabilidad social’”, comenta.

El doctor Fernández destaca de su labor como docente en el Campus Ciudad de México, el hecho de que él es parte de ese proceso de cambio, en el que a través de sus enseñanzas forma a los futuros profesionistas mexicanos.

“Puedes influir en la mente de los jóvenes para bien, cuando los ves triunfar, cuando los ves salir por su propio pie, cuando los ves que se convierten en diputados, en funcionarios, en secretarios de Estado, que he tenido ya, gobernadores, embajadores, periodistas, eso es una gran satisfacción, y llevan el sello Tec”, sostiene.

Hoy, 10 años después de que ingresara al Tecnológico de Monterrey, siente que el campus es su casa, en donde ha logrado formar una familia con amigos, colegas y compañeros, sin los que ya no tendrían sentido las cosas.

“Lo veo como mi casa de trabajo (…), yo no explico mi vida personal en los últimos 10 años sin el Tecnológico de Monterrey”, sostiene el doctor.


*José Fernández Santillán ha traducido obras del filósofo italiano Norberto Bobbio, publicando El futuro de la democracia, La teoría de las formas de gobierno, y Estado, gobierno y sociedad. Algunos de sus libros
son El despertar de la sociedad civil, Filosofía política de la democracia, y Hobbes y Rousseau. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), nivel 3, y miembro de la Academia Mexicana de Ciencias.